Doctor Ramón Tallaj, SOMOS Community Care, Papa FRancisco

La vocación del médico de atención primaria

Discurso del doctor Ramón Tallaj, presidente de la asociación sin ánimo de lucro SOMOS Community Care, en la rueda de presentación de la campaña global “Thank you, doctor!”, celebrada el 16 de noviembre, en la Ciudad del Vaticano.

Soy doctor por vocación y misión, y celebro enormemente que estemos presentando esta Declaración mundial y que lo hagamos desde aquí, en el Vaticano, y con la bendición y aliento del Santo Padre. El Papa Francisco ha hablado en más de una ocasión de la labor imprescindible del médico primario.

Es, por tanto, para mí, un honor presidir la entidad SOMOS Community Care y poder promover junto a la Pontificia Academia para la Vida esta campaña tan entusiasmante, visionaria y necesaria.

Este llamamiento tiene lugar en momentos de incertidumbre, cuando todos nosotros estamos llamados a afrontar crisis con manifestaciones dramáticas: sanitaria, económica, migratoria, ecológica, o bélica…

Esta Declaración reconoce el papel que día a día desempeñan, en los cinco continentes, millones de médicos, que no sólo constituyen la primera línea de nuestros sistemas sanitarios, sino que en ocasiones van mucho más allá, convirtiéndose en los “buenos samaritanos” de toda persona. Esta idea que ha ilustrado monseñor Paglia es fundamental: el médico asiste y el médico acompaña al más vulnerable.

El Papa Francisco ha lamentado que “la figura del médico de familia casi ha desaparecido”, con el riesgo de que se descuide “la buena calidad de los servicios territoriales sanitarios; o que estos resulten tan burocratizados e informatizados, que las personas ancianas o poco formadas se encuentren de hecho excluidas o marginadas”.

El médico contribuye a fundamentar el sistema sanitario en la prevención. Cuando la relación médico-paciente se pierde o quiebra, el sistema sanitario queda condenado a intervenir únicamente cuando la situación del paciente ya ha degenerado, con costes humanos y sociales altísimos.

Además, el médico coordina. Cuando es necesario derivar a un paciente a un especialista o solicitar pruebas adicionales, el médico primario desempeña un papel coordinador, asegurando que todas las partes involucradas en la atención del paciente estén informadas y trabajen de manera sincronizada.

El mundo sin doctores se deshumanizaría. Los médicos superan las ideologías y las divisiones, porque atienden a la persona humana y defienden su dignidad.

La intención de esta campaña es conseguir que el  mayor número de personas, tanto a nivel individual como colectivos, fundaciones, hospitales, asociaciones, comunidades de todo tipo y también de todas las religiones se unan para firmar esta declaración.

Nuestra intención es poderla llevar a los políticos que nos gobiernan para que puedan ser conscientes de la importancia de redescubrir la figura del doctor.

Me comprometo a ir personalmente donde sea para que esta campaña sea conocida, reconocida y escogida para poder incidir en políticas públicas. Recorreré los quilómetros que sea necesario para haceme portavoz de los miles de médicos de familia que están, literalmente, salvando nuestra humanidad. No son tiempos nada fáciles, pero nuestra esperanza es seguir dando aliento y creyendo en el bien. Muchas gracias por su interés periodístico en esta campaña, que llevaremos a todos los confines posibles para hacer de este mundo un lugar mejor.