Quiénes somos

“¡Gracias, doctor!” (graciasdoctor.org) es una campaña global que busca valorar el papel humanizador que desempeña en el sistema de salud y, en la sociedad, el médico primario, también conocido como médico de familia.

Paradójicamente, en la mayoría de los países, los médicos de familia tienen que atender a una cantidad exagerada de pacientes, poniendo así en peligro la calidad de la relación entre médico y paciente. Por otra parte, con frecuencia, los sistemas sanitarios no reconocen de manera adecuada su contribución a la sociedad, imponiéndoles salarios poco dignos, a cambio de horarios interminables de trabajo.

La campaña “¡Gracias, doctor!”, que surge por iniciativa de la asociación médica sin ánimo de lucro SOMOS Community Care, de Nueva York, nace con la adhesión de instituciones, asociaciones y organizaciones, como la Academia Pontificia para la Vida, el Colegio de Médicos de Italia, la Federación de Médicos Católicos del Mundo, hospitales, facultades de medicina, asociaciones de enfermos…

El papel del médico primario en el sistema de salud y en la sociedad es esencial por cinco motivos:

  • Punto de acceso al sistema de salud: El médico primario suele ser la primera persona a la que los pacientes acuden cuando tienen problemas de salud. Actúa como un punto de entrada al sistema de salud y orienta a los pacientes, guiándolos a través del entramado de especialidades y servicios médicos.
  • Atención integral y continua: El médico de familia está capacitado para tratar una amplia variedad de problemas de salud, lo que le permite brindar atención a pacientes de todas las edades y condiciones, desde problemas agudos hasta enfermedades crónicas. A menudo establece relaciones a largo plazo con sus pacientes, conociendo en profundidad sus historias clínicas y contextos de vida. Esta relación de confianza facilita una atención más personalizada y efectiva.
  • Prevención y educación: Los médicos primarios tienen un papel fundamental en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades. A través de controles regulares, pruebas de detección y asesoramiento sobre estilos de vida saludables, ayudan a prevenir problemas de salud o a detectarlos en sus etapas iniciales, cuando son más tratables.
  • Coordinación de cuidados: Cuando es necesario derivar a un paciente a un especialista o solicitar pruebas adicionales, el médico primario desempeña un papel coordinador, asegurando que todas las partes involucradas en la atención del paciente estén informadas y trabajen de manera sincronizada.
  • Eficiencia y reducción de costos: Al manejar una amplia variedad de problemas de salud, el médico primario puede reducir la necesidad de visitas costosas a especialistas o pruebas innecesarias. Además, al enfocarse en la prevención y la detección temprana, pueden ayudar a evitar complicaciones que requieran tratamientos más intensivos y costosos en el futuro.

En resumen, el médico primario es una figura central en la atención médica y en la humanización de toda sociedad desde la Antigüedad, ofreciendo un cuidado integral, coordinando servicios, promoviendo la prevención y siendo un pilar de confianza para los pacientes.